Conciertos de Angel Belda como solista

En este mes de Junio nuestro compañero de atril Angel Belda dará varios conciertos como clarinete solista con la Orquesta Sinfónica de la ESMUC en Barcelona y Terrasa interpretando el Concierto nº 1 de Weber, dentro de la producción de esta orquesta en el mes de Junio. Desde Aquí le deseamos mucha suerte para ambos conciertos, que los disfrutes y a por todas!!!!


Angel Belda

 


Carl_Maria_von_Weber

Carl Maria von Weber Compositor, pianista y director alemán, uno de los creadores del movimiento romántico musical alemán. Nació el 18 de noviembre de 1786 en Eutin, cerca de Lübeck. Tuvo como profesor, entre otros, al compositor austriaco Michael Haydn, hermano de Josef Haydn. A la edad de 13 años Weber debutó como pianista y escribió su primera ópera. A la edad de 18 años se presentó como director con la ópera de Breslau. Posteriormente trabajó para la nobleza alemana, dirigió la ópera de Praga (a la que dio un nuevo impulso) y a partir de 1816 trabajó como director de la ópera de Dresde, famoso centro del repertorio italiano.

Asimismo realizó numerosas giras como pianista. La fama de Weber se debe principalmente a tres óperas: El cazador furtivo (1821), Euryantha (1823) y Oberón (1826). Con El cazador furtivo, basada en el folclore nacional alemán y en una combinación de elementos legendarios y sobrenaturales, Weber creó la escuela romántica de ópera alemana. La ópera Oberón, que fue un encargo para el Covent Garden de Londres con un libreto inglés, obligó a Weber a estudiar esta lengua. Weber falleció en Londres el 5 de junio de 1826, poco tiempo después de estrenar esta ópera.

Entre las innovaciones musicales de Weber cabe citar el empleo de leitmotivs y de recitativos cantados (como en Euryantha) en lugar del habitual diálogo hablado de la ópera alemana. Weber fue muy admirado por su brillante colorido orquestal. Ejerció una especial influencia sobre el compositor alemán Richard Wagner que llegó a afirmar que jamás había existido un músico más alemán que Weber, autor asimismo de 2 sinfonías, canciones, 2 conciertos para piano, cantatas, misas y música para piano, como la famosa Invitación a la danza (1819).

Carl Maria von Weber compuso un concertino y dos conciertos para clarinete y orquesta. La primera pieza, el Concertino, en mi bemol mayor, op. 26, fue estrenada por el clarinetista bávaro Heinrich Bärmann (1794 – 1847) el 5 de abril de 1811, y tuvo tanto éxito que el rey Maximiliano I de Baviera, inmediatamente comisionó otros dos conciertos.

El Concierto nº 1, en fa menor, op. 73, fue compuesto entre abril y el 17 de mayo de ese mismo año, siendo estrenado el 13 de junio del mismo año por el clarinetista bávaro Heinrich Bärmann gran amigo de Weber. De hecho la íntima relación entre ambos, el fantástico virtuosismo de Bärmann y el hecho de ser el clarinete un instrumento joven todavía y con muchas posibilidades de evolucionar fueron una fuente de gran inspiración compositiva para Weber (escribió muchas obras concertantes para el instrumento y el instrumentista, entre ellas un precioso y maravilloso Quinteto). La calidez que proporcionaba junto a la riqueza tímbrica y estilística resultaron en un enorme atractivo romántico para el compositor. El segundo, Concierto nº 2, en mi bemol mayor, op. 74, fue completado el 17 de julio y fue estrenado en Múnich el 25 de noviembre. Ambos conciertos fueron estrenados por el mismo Bärmann. Sus 2 conciertos para clarinete (ambos de 1811) son piezas obligadas en el repertorio de este instrumento y además Weber compuso además de estas tres obras otras dos para el mismo intérprete.